Nunessa, Un Universo Mágico de posibilidades al alcance  de todas
Esther Tejero Escrito Nunessa

Nunessa, Un Universo Mágico de posibilidades al alcance de todas

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Otros
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

En ocasiones, no hace falta irse al mundo de los cuentos de hadas para toparse con universos de color y magia.

En ocasiones, no hace falta salir del entorno más cercano para hallar lugares llenos de posibilidades al alcance de todas.

En ocasiones, tampoco es necesario adentrarse en los reinos de la fantasía para encontrar verdaderas hadas madrinas.

En ocasiones, estas se hallan junto a todos como, por ejemplo, Nunessa en el barrio del Ensanche de Alcalá de Henares.

En ocasiones, este tipo de hadas madrinas no se encargan de convertir un montón de harapos en vestidos elegantes o calabazas en carrozas para el baile con el principe. Estas tampoco visten con ropajes de otras épocas, sino que lo hacen de forma casual y con vivos colores. Estas tampoco necesitan varitas mágicas al uso, sino otras también muy especiales: sus manos. Así es Nuria especialista en transformar un puñado de gemas o piedras en preciosas obras de arte. Una cuenta por aquí, otra cuenta por allá, otra cuenta por aquí y otra cuenta por allá acaban siendo un collar, una pulsera o unos bellos pendientes.

En ocasiones, no hace falta salir de Alcalá para transportarse, en un instante, a otro universo. Por eso aquellas personas que todavía no se hayan adentrado en los dominios de Nunessa, de ese lugar cargado de luz, paz y armonía, no deberían pensárselo ni un momento. Esta experiencia marcará un antes y un después a la hora de regalas o regalarse un pieza única e irrepetible.

Nuria, nunca dejes de creer, de crear, pues tu alma y tu corazón, depositados en cada una de tus obras, es algo que pertenece por siempre en aquel que lo recibe. Tus creaciones son la luz en tiempos de oscuridad.

Esther Tejero Hernández

Gracias Esther por tu generosidad al escribir este texto me emociono al leerlo y quería compartirlo, no dejes nunca de escribir .

Deja una respuesta